Columna Laura Soto – Septiembre 2021

Nos encontramos en un momento político y social importante, la Revuelta generó interesantes debates en distintas organizaciones sociales, políticas y territoriales, entre otras cosas, sobre la democratización y participación de los espacios de representatividad. Especialmente sobre la necesidad de que personas con conciencia de clase y arraigo territorial ocupen estos espacios. En este sentido es que enfrento con mucha fuerza y valentía la invitación que el Partido Comunista me hace para asumir una candidatura independiente al Consejo Regional por Cautín I.

Según CASEN 2020, el 17,4% de los habitantes de la Región se encuentra en situación de pobreza multidimensional y un 5,9% en pobreza extrema. Cifras que se han mantenido durante décadas y cuestionan la efectividad de las políticas impulsadas por el Gobierno central, las autoridades locales y sus administraciones.

Es urgente abordar las políticas regionales desde otro enfoque, para cambiar cómo vemos nuestra Región, impulsando iniciativas y asignando recursos en medidas que permitan tener una mejor calidad de vida poniendo al centro la DIGNIDAD humana de manera integral, y los principios de democracia, territorialidad, justicia social y medioambiental, transparencia, inclusión y solidaridad.

De manera recurrente en diferentes instancias de diálogo popular como asambleas, cabildos, reuniones y/o encuentros se identifican algunas temáticas prioritarias tales como: las problemáticas medioambientales que tienen lugar en nuestros territorios como la contaminación y mal uso del Río Cautín, la propagación de microbasurales, la destrucción de humedales y otros espacios de conservación, la contaminación del aire, la creciente escasez de agua, entre muchas otras situaciones que son efectos del modelo de desarrollo que ha instalado el neoliberalismo y que afectan nuestra calidad de vida y la de las futuras generaciones. Creo que estas problemáticas se deben abordar desde los enfoques de justicia medioambiental, derechos medioambientales, desarrollo sostenible y educación ciudadana.

En segundo lugar, podemos agrupar las temáticas que tienen relación con educación, cultura y deporte. Estos tres grandes temas son fundamentales para la construcción de una vida digna, para lo cual, se requiere, por un lado, aportar recursos de manera eficiente, basada en las necesidades reales y en la evidencia empírica; por otro lado, generar políticas públicas vinculantes en donde diferentes grupos, colectivos y organizaciones participen del proceso completo desde la planificación hasta la evaluación.

Una tercera temática prioritaria para los habitantes de las Comunas de Temuco y Padre Las Casas es la delincuencia. Desde mi perspectiva, es uno de los resultados no deseados de políticas deficientes en relación a educación, cultura y deportes; creo firmemente que fortalecer la educación, generar espacios reales para la cultura y el deporte son fundamentales para combatir la delincuencia desde sus orígenes. Desde un enfoque preventivo y no desde el enfoque punitivo que se ha abordado hasta ahora y ha demostrado ser ineficiente y un gran gasto para la Región.

Existe una gran deuda pendiente con los y las habitantes de la Región: la inclusión. Debemos frenar el enfoque segregador y asistencialista desde el que se desarrollan las políticas y administraciones locales y regionales para abordar el trabajo con adultos mayores, población migrante, infantes y adolescentes, poblaciones rurales y periféricas, personas en situación de discapacidad, entre tantos otros que han sido permanentemente anulados y silenciados.

Debemos comprender que toda iniciativa y acción debe ser recogida desde las necesidades de la gente y a la vez se deben generar mecanismos de consulta permanente. Porque una de las cosas que nos ha enseñado la Revuelta de Octubre es que tenemos mucho que decir y queremos participar. Para ello, debemos democratizar el presupuesto del Gobierno Regional y que este deje de ser “una caja de recursos económicos”, el presupuesto regional debe transformarse en una inversión social con el objetivo de disminuir las brechas sociales existentes en los territorios enfocado en la descentralización  y desarrollo social

Mi anhelo es que esta candidatura nos permita seguir profundizando en estas y otras temáticas que nos importan y afectan como pueblo. Creo verdaderamente en la gente de La Araucanía, sus sueños y preocupaciones, por eso, les invito a seguir construyendo dignidad desde los territorios.