Articulación amplia para nuevos Gobiernos Locales y una nueva constitución

Chile está cambiando, todas y todos lo hemos hecho posible, reflejo de aquello fue el resultado del plebiscito el 25 de octubre. Por otro lado, la pandemia vino a develar lo violento y desigual del modelo neoliberal chileno, pero los años que anteceden a todo esto están marcados por grandes movilizaciones, muchas de ellas territoriales y lideradas por las comunidades locales. Así también, los distintos procesos políticos han permitido que emerjan propuestas de Gobierno que cuestionan y enfrentan el modelo neoliberal, es lo que podemos observar en Valparaíso y Recoleta, mas nítidamente. 

La Alcaldía Ciudadana de Valparaíso abrió la posibilidad de generar un debate en torno a la construcción de un proyecto político con capacidad de Gobierno que empuje las ideas de cambio en la intervención concreta en el territorio, para producir bienestar y otra relación entre el estado, en este caso el municipio, el territorio y la ciudadanía. Este proceso que sigue en desarrollo es la oportunidad para proponer al país un proyecto municipalista, de transformación desde los territorios, de abajo hacia arriba, por lo tanto, es que en el proceso abierto en Chile debemos ser capaces de proponer un camino, una forma de Gobierno comunitario, democrático y liderado por la ciudadanía.

Estamos viviendo un momento histórico, con el empuje del 18-O y la fuerza de los territorios debemos proponer una alternativa ciudadana, democrática y sostenible, donde los procesos locales y participativos sean el motor que transforme la práctica política, desde la independencia de las fuerzas políticas corruptas y sus viejas formas. Ahí radica una posibilidad de transformar este país, por eso lo importante es que estas nuevas formas puedan avanzar a lo político y ser protagonistas también del proceso constitucional que está abierto, porque esa nueva constitución debe reflejar una democracia que se sostenga en los territorios y desde nuevos Gobiernos Locales pueda ir transformando las formas en que se produce y reproduce la vida en nuestros barrios.

Para enfrentar los desafíos que nos plantea el escenario debemos hacer aparecer una forma de organización local en donde los movimientos sociales, vecinales, ecologistas, de pueblos originarios, feministas se articulen para proponer a la ciudadanía una forma de gobernar participativamente cada comuna, esos actores locales deben producir una práctica política que permita abrir un nuevo horizonte de respuesta ante la crisis que vivimos, antes los conflictos que enfrentamos, ante la forma en qué Estado se instala en el Wallmapu. Dicha fuerza, si avanza en la toma del poder local, tendrá en sus manos una herramienta que permita impulsar políticas municipales pertinentes, cercanas, que promuevan la colaboración entre vecinos y vecinas, que por medio de la participación pueda definir la forma en cómo queremos vivir, que permita la coexistencia de los pueblos en la comuna, poniendo el bienestar, la sostenibilidad, la democracia en el centro de la acción política.

Por lo anterior, en Temuko tenemos la oportunidad de articular, desde distintos saberes, recorridos y experiencias, una alianza social amplia, con unidad programática, que proponga a la ciudadanía equipos con capacidad de gobierno, liderezas y líderes que permitan empujar los cambios. Todo lo anterior debemos hacerlo al calor del proceso constitucional, esa genuina unidad de una tremenda mayoría por el apruebo es la oportunidad para reencontrarnos, para mirarnos y avanzar hacia esa posibilidad de triunfo de los pueblos del territorio, es ahí donde debe emerger esa alternativa que debe proponer al país los Gobiernos Locales de la nueva constitución, esa que permita ir transformando los territorios desde abajo y con la ciudadanía.

Felipe Valdebenito. Alcaldía Constituyente Temuko, Jorge Sharp Alcalde de Valparaíso.

EnglishFrenchGermanItalianSpanishSwedish