Hay que tener Memoria

Juan Claudio Vargas Cortéz

Mientras escribo está nota , han sucedido una serie de hechos en el mundo del fútbol con miras al mundial de Rusia durante el próximo año, Chile ha vuelto a estar en zona de clasificación directa-cuarto por diferencias de goles nos supera momentáneamente Uruguay, Brasil inapelablemente  ha vencido a los guaraníes y con este resultado es el primer sudamericano en confirmar su o presencia en las  tierras de  vodka, la  Plaza Roja, el mausoleo de Lenin y el, Colombia con altos y bajos  se acerca también al gigante euroasiático, sin embargo, han ocurrido dos situaciones  dolorosas para nuestros vecinos  y hermanos argentinos, Lionel Messi ha sido sancionado con justicia con cuatro fechas  de castigo en lo que queda de estas clasificatorias  rumbo a Rusia, producto  de una inexcusable falta de respeto hacia los árbitros brasileños en el partido de la albiceleste con Chile en Buenos Aires- pareciera  que Argentina luego de la muerte del dirigente  vitalicio en la práctica, Julio Grondona  ha perdido influencia y capacidad de decisión al interior  de la sobredimensionada FIFA- y  junto a esto una nueva caída frente a su símil de Bolivia  en la altura de La Paz, dejándola en este momento fuera de conseguir un pase a la cita  mundial del balompié  del próximo año.

Pese a lo anterior, Argentina  que junto a Brasil comparten una afición casi religiosa por el fútbol y con ello la capacidad de generar grandes futbolistas  de calidad mundial, Di Steffano, Maradona, Messi, Pelé,  Garrincha,  Zico, Sócrates,  Jilmar, etc.., es solo un ejemplo  breve  del aporte de estos pueblos al planeta fútbol y que también en el caso de nuestro país han influenciado  el desarrollo del fútbol   nacional, la llegada  de Beirut al mejor Colo-Colo de todos los tiempos por su calidad en los álgidos años 70, siendo Vicecampeón con el cacique  en la Copa Libertadores de 1973, sin embargo, la llegada de trasandinos a nuestro fútbol ha sido numerosa  como importante, Mario Moreno en la década del 40 a la Universidad Católica, Salvador Biondi, Vicente Cantatore, y en los últimos 25 años tenemos un número altísimo  que están en la memoria colectiva  producto de la masificación de los medios de comunicación, Leonardo Rodríguez, Raúl Aredes que terminaron con una sequía de títulos  que se mantuvo  por 25 años en la Universidad de Chile, Fabián Vásquez, Alberto  Federico Acosta, Pipo Gorosito que en los 90 con Manuel Pellegrini a la cabeza  técnica daban espectáculos  con Universidad Católica sin alcanzar los campeonatos durante los años 1994 y 1995 arrebatados por la U, Marcelo Barttichioto, Ricardo Mariano Dabrowsky, José Daniel Morón, que han sido protagonistas  en la meta de Colo-Colo  de alcanzar la Copa Libertadores en 1991 (hito único y hasta el momento irrepetible para el fútbol local a nivel de clubes), sin embargo, todo lo anterior no cambió la manera de pensar y de actuar en el fútbol hasta la llegada de dos trasandinos  que dejaron huellas  y que les debemos el atrevimiento  de jugar de igual a igual  con cualquiera y donde sea, me refiero a Marcelo Bielsa y Jorge Sampaoli.

Marcelo Bielsa y Jorge Sampaoli comparten ser coterráneos de la Provincia de Santa Fe, Bielsa  de Rosario –cuna de la bandera albiceleste y la ciudad más futbolizada allende Los Andes, Sampaoli  proviene de Casilda una pequeña localidad  de la provincia Santafesina, ambos son parte de una expresión del fútbol ofensivo, que de espectáculo  y cuyos protagonistas sean altamente profesionales pero, con un  alto espíritu  amateur, es decir, que mojen la camiseta, que dejen todo en la cancha, donde las grandes individualidades tengan una postura de sacrificio obrero, el primer defensa es el atacante, que muerda a los defensas en sus salidas y cuando hay que defender lo hacen todo incluso despejando de cabeza jugadores bajos como Alexis Sánchez en el área de la roja y a reglón seguido se encontraba en el área rival  jugándose el pellejo por un gol, salir rápidos por la bandas, donde los laterales son todo terreno unos verdaderos 4X4 que cuando se avanza  en el ataque refuerza la delantera llegando  con 5 hombres, 5 posibilidades cierta de llegar al climax, el gol y cuando se defiende refuerzan la línea de tres  que queda con 5 con suma rapidez y solidez y con un medio campo donde hay aduanas  que fijan los ritmos como Marcelo Díaz   y volantes todo terreno como Aránguiz y Vidal  que suben aumentado el poder de ataque y que se repliegan  a gran velocidad  a la hora de defender, siendo  doble 5 ,junto con tener hambre permanente de hacer goles.

Si la historia del fútbol mundial  fuese un libro de 100 páginas Argentina y Brasil  tendrían como 70 páginas  escritas por ellas, 26 repartidas entre Alemania e Italia, 3 por Uruguay  y 1 por Chile- la Copa América 2015 y la Copa América Centenario 2016 ( ya no estaba Sampaoli pero, si su influencia), luego de 100 años de fútbol profesional,  también de haber jugados dos mundiales consecutivos inaudito  y casi impensado unos años atrás,  con Bielsa en Sudáfrica 2010   y Brasil el 2014 con el casildense como jefe técnico, donde Chile casi elimina a Brasil en su casa toda una proeza  para nuestra liviana historia futbolística , por todo lo anterior , no podemos decir  ni olvidar  que este reconocimiento del fútbol de la selección nacional, tiene un color albiceleste  en su logro.

Volviendo a Bielsa y Sampaoli, ambos comparten terminar abruptamente sus procesos  con contratos vigentes, Bielsa  argumentando  temas váloricos-  no de dinero -dice en una larga conferencia de prensa  que era cadena nacional en los medios y directo dijo pausada y calmadamente pero, con firmeza y convicción si pierde la actual directiva de la ANFP –encabezada por Harold Mayne-Nicholls (que razón tuvo Bielsa )- yo no sigo si gana la lista opositora  de Jorge Segovia , situación que ocurrió (no pudo asumir y en su reemplazo resulta elegido Sergio Jadue), por su parte Jorge Sampaoli  renuncia  luego de una larga teleserie en el verano del 2016, como efecto lateral  de la caída de Sergio Jadue desde la testera de la ANFP, por su vinculación  a un mega  fraude  que terminó con dirigentes de la FIFA  siendo buscados y procesado por la justicia de los Estados Unidos, donde el dirigente nacional  se fue voluntariamente a declarar  antes los investigadores norteamericanos que él también fue parte de una maquinaria para defraudar al interior de la FIFA.

Por último, planteo una interrogante que me gustaría  contestar a partir de una reflexión en una próxima nota, ¿Qué sería de nosotros en el campo del fútbol si  Marcelo Bielsa y Jorge Sampaoli  no hubiesen llegado a Chile?

EnglishFrenchGermanItalianSpanishSwedish