Medidas de cuidado psicológico de equipos que trabajan en salud en el contexto de la pandemia de Covid-19 en Chile

Debriefing administrativo
Al final de cada incursión (en el plano militar); labor de rescate o turno (en salud) se debe implementar una reunión de carácter administrativo. Esta es breve y busca recabar novedades e inconvenientes derivadas de la práctica con fines de mejorar la implementación de las operaciones, intervenciones o procedimientos y por lo tanto; su aporte es fundamental para retroalimentar al mando, sobre planificaciones futuras, solucionar temas de logística así como de otros temas relevantes.
Esta reunión no dura más de quince minutos, se hace inmediatamente luego de haber acabado el procedimiento diario. Es dirigida por cualquier funcionario responsable jerárquicamente, pero éste debe tener conocimiento técnico acabado en el ámbito donde se ha desarrollado la actividad. Se la conoce como debriefing (administrativo) y busca: aprender de la experiencia para mejorar el desempeño directo del equipo.
Un tercio de los entrevistados sabía qué era esto. En ninguno de sus servicios se implementa.

Trabajo en duplas
Los funcionarios deben contar con una dupla. Hacer trabajos en pareja ha demostrado ser un reductor significativo de la ansiedad, así como una fuente invaluable de apoyo en la toma de decisiones así como de respaldo emocional determinante.

Prestar atención al conflicto de roles
En situaciones de crisis, el conflicto de roles suele ser un tema en sí mismo: ser padre (o madre), por una parte, pero deber abandonar a la familia por atender a otros; las tensiones derivadas del cuidado, la manutención, alimentación de hijos menores así como de ancianos suelen ser una fuente de tensión emocional que la jefatura debe incorporar en su trabajo diario.
Por otro lado, el o la funcionaria se ve expuesto a las mismas preocupaciones que el resto de la población: el temor al contagio y a su vez el temor de ser fuente de contagio para su propia familia. Las tensiones que esto acarrea impactan negativamente en el bienestar de quienes se encuentran dedicados a labores de salud, rescate o militares.

Debriefing emocional
Existe otra medida esencial es: una reunión destinada a la expresión y elaboración de la carga emocional. No es el debriefing administrativo tradicional. Este se lleva a cabo un tiempo después de haber realizado el procedimiento, rescate o incursión y debe haber transcurrido un tiempo equivalente de descanso al tiempo que duró su servicio. Por ejemplo: si el funcionario permaneció una semana en labores de rescate, deberá descansar una semana y luego de eso recién se organiza esta reunión de debriefing emocional.
No obstante la mayoría de los textos hablan de dejar pasar al menos un mes, para permitir que se haya producido un fenómeno de elaboración y se haya salido de la experiencia de impacto o shock.
Esta reunión debe ser dirigida por un psicólogo y su participación no es opcional. No está orientada a elaborar patología personal ni busca exponer de manera individual a sus integrantes: no es una psicoterapia de grupo. Sus objetivos están centrados en la expresión y descarga emocional (catarsis), la normalización (compartir experiencias en grupo ayuda
a percibir que son comunes y experimentadas por los demás) y en este sentido derriba barreras implícitas de ideales de fortaleza e invulnerabilidad.
Como decíamos su propósito es ayudar a elaborar la experiencia y no está orientado al tratamiento de síntomas individuales ni menos a buscar cambios en la personalidad.

Limitar los tiempos de exposición
Todos los textos consultados hablan de la enorme relevancia que tiene otorgar un tiempo de descanso del equipo equivalente al tiempo de dedicación en el terreno o de aplicación a la tarea, aunque probablemente esto requiera de adecuaciones locales, cualquier sistema de turnos debería resultar en un período equivalente de descanso.

EnglishFrenchGermanItalianSpanishSwedish